#ReferenciasEspacioGAF

Este mes Netflix reúne en su parrilla de programación una serie de películas filmadas con Fotografía en Blanco y Negro de alta factura y que de alguna forma recuerdan el cine de principios y mediados del siglo XX pero con historias contemporáneas. Es decir, no es solamente el blanco y negro como recurso histórico sino como elemento narrativo de historias actuales.

De esas películas hemos resaltado Tres, no sólo por su manejo de la cinematografía en blanco y negro impecables sino que además son historias muy bien contadas y sensibles que prometen entretenernos y disfrutar de un cine muy bien hecho.

  1. NEBRASKA

Esta película es una joya narrativamente hablando es la tercera pelícua de Alexander Payne que ya nos había estremecido y divertido con SIDE WAYS (entre copas) hace unos años. Las historias de Payne mezclan de forma magistral el drama y el humor creando narrativas visuales conmovedoras, sentidas y cargadas de ironía. Es ahí donde la Fotografía de las películas juegan un papel fundamental, tanto en SIDE WAYS como NEBRASKA, la cinematografía es casi imperceptible, de una naturalidad intensa donde apenas sospechamos que hay todo un aparataje cinematográfico detrás de cada escena. En NEBRASKA usa el blanco y negro como recurso expresivo y resaltar paisajes y pueblos desolados.  El artífice de la luz en sus películas ha sido el director de fotografía griego Phedon Papamichael.

En una entrevista a EFE en el festival de cannes decía: «Es así como veía la historia. Además siempre quise rodar en blanco y negro, es un formato extraordinario. En las mejores fotos siempre se usa el blanco y negro y esta historia se prestaba a blanco y negro, un estilo visual tan austero como lo es la vida de los personajes», precisó el realizador.

 

2. BLUE JAY

Otra gran película del cine independiente norteamericano. Blue Jay es una película cinematográficamente minimalista: Dos personajes ( Jim y Amanda), una locación central, una historia mínima. No podía ser de otra forma que una película rodada en Blanco y negro.

La dirección y la dirección de fotografía corren por cuenta de Alexandre Lehmann, quien ha realizado un trabajo fantástico para desarrollar este guión complejo cargado de profundas emociones escrito por Mark Duplass. Es un film que a cada minuto está a punto de caer, de desilusionarnos, pero logra legar al final de esta romántica histórica llena de humor, nostalgia y crisis existenciales.

«La fotografía en blanco y negro cumple un doble objetivo: inyecta un tono onírico que permite habitar la memoria de los personajes y la casa familiar de Jim, pero también crea una atmósfera solitaria, como si Amanda y Jay fueran la última pareja sobre el planeta.»comenta Mauricio González en el Blog de crítica Letras libres

3 ANGEL-A

Esta película del extraordinario director francés Luc besson, filmada en 2005 es de esas películas difíciles de clasificar. En su narrativa conseguimos, humor, drama, comedia, psicológica, romance, acción y un largo etc. Ya eso hace de esta película una referencia obligada.  Esta historia surreal, donde André Moussah, un hombre de 28 años busca desesperadamente resolver su situación económica y consigue en Angela un apoyo inesperado, se desarrolla en un hermoso Paris, que en escala de grises nos recuerda las películas clásicas del siglo XX rodadas en esa ciudad.

La fotografía del francés Thierry_Arbogast luce impecable en el manejo de los contrastes y los valores de la luz de cada secuencia.

Deja un comentario