Felipe Oliveros
El encanto © Felipe Oliveros

Las fotografías que les presento se construyen, leen y perciben desde un hacer poético. Pedí a mis seguidores en Instagram que me mandarán una foto, sin temática u otra instrucción, esto porque sabía que elegirían algo que les resonaba y desde ese punto hablaríamos con poesía. Para que yo observara en ellas su grado poético, hice omisión de títulos o textos de apoyo, no quise que nada me sugiriera nada, simplemente dejar a la imagen.

Tiene poco que me he enfocado en entender la fenomenología dentro de la fotografía, delimitada a la relación objeto-sujeto y el espacio poético. Mis obras se generan a través de experiencias fenomenológicas, misma que me lleva el día. Para mí, la fenomenología va de la mano con la poética fotográfica, así que mi breve lectura en cada una de las siguientes imágenes tiene está relación de construcción de imágenes.

Vámonos por partes.

Según la RAE el término poesía se define como: idealidad, lirismo, cualidad que suscita un sentimiento honde de belleza, manifestada o no por medio del lenguaje. Si queremos hablar de poética fotográfica y la fotografía poética, vienen consigo muchas características. Se entiende como fotografía poética aquella imagen que viene cargada de un motivo poético; este es el famoso <<punctum>>  que nos lleva a registrar de forma inconsciente lo oculto dentro de una imagen. Las imágenes que su discurso principal es la poética visual.

En “El encanto” serie de Felipe Oliveros coexiste un grado alto de misticismo en cada imagen. En la imagen podemos observar no sólo una composición que respeta reglas, hay una sintaxis que juega con el silencio, hay una textura, y cada elemento compone un poema; el cristo, las veladoras, el destello de luz que toca como función principal y después ilumina.

Para leer una imagen poética hay que intentar averiguar qué quiere sugerir, desde su plasticidad hasta su narrativa. La poética fotográfica son los elementos que se generan para poder leer una imagen.

Teniendo como base lo siguiente:

1.Composición
2.Ritmo
3.Sintaxis – Subversión del lenguaje

             – Ambigüedad

             – Silencio

4.Síntesis / Instante poético

Puntos desarrollados en la conferencia: Un acercamiento a la fotografía poética por Mónica Sánchez Escuer.

Sofía Quesada
Índigo © Sofía Quesada

La poética es la construcción de lenguaje en la imagen, la fotografía con un sentido artísticos en sus inicios en conjunto al acto de fotografiar. Si una imagen genera preguntas es poética; pues algo oculta mientras se exige a sí misma a tener calidad estética. “Índigo” por Sofía Quesada genera una plasticidad en la que abunda la poética visual con el color, la forma y ritmo. El análisis al cuerpo femenino es un verso.

No existe poética sin un motivo, no hay motivo sin plasticidad y sentido (narrativa). Aquí puede crearse la fotografía poética, pero cuanto más se le exige, ésta puede tornarse en poética fotográfica; la imagen se vuelve más compleja y ya no solo sugiere, ya cuestiona o hasta dirige, el
grado de contemplación es extremo.

La fotografía de Donaldo Choncoa, vino con una serie y bastante texto. Tuve que hacer un vistazo rápido para reaccionar a lo que hiciera detenerme. Con su imagen “Donde vivían los culpables” hace falta en su composición, pero justo aquí no hay silencio, la sintaxis es distinta; un rostro se enfrenta hacia nosotros, aquí nada sugiere, en dado caso dirige y esto se aproxima a jugar con la potencia que puede llegar a alcanzar la imagen.

Donaldo Choncoa
Donde vivían los culpables © Donaldo Choncoa

Ustedes lectores no se si se han dado cuenta, pero cada una de estás imágenes pertenecen a diferentes géneros fotográficos, lo que indica que la poesía no se remite o reserva a un género en especifico.

Por último se encuentra la fotografía de Jonatan Banista, sin duda me remite a un film noir pero a pesar de ser escénica la imagen, hay una complicidad de un voyeur siendo observado por otro voyeur, esto es lo que hace que sea una fotografía poética.

Jonatan Banista
©Jonatan Banista

Que una fotografía poética se hace con su plasticidad y en apariencia es suficiente, pero cuando se vuelve compleja, entonces hablamos de una poética fotográfica. Existen cuerpos de trabajos altamente poéticos, pero estamos acostumbrados a crear imágenes individuales, por lo que esa misma creación pone mucho en juego. El fotógrafo que es poeta normalmente no lo sabe hasta que se le dice. Por eso hay que empezar a leer las imágenes.

Para saber más puedes consultar los libros, ‘Corpografía’, ‘Poética fotográfica‘ y ‘Fotografía y motivo poético’ de Llorenç Raich Muñoz. Para consultar sobre Mónica Sánchez Escuer, puedes dirigirte a este sitio (https://monicaescuer.wordpress.com)

2 Comentarios

  1. Este artículo viola las layes de derecho de autor. Favor de citar la referencia.
    Karla, me sorprende que hayas utilizado los principios y parámetros de análisis de mi investigación doctoral que expuse en la charla a la que asististe y la definición de poética y poesía fotográfica que me solicitaste por mensaje sin citar la fuente o hacer una referencia a mi trabajo.

Deja un comentario