Hacienda La Trinidad, Parque Cultural y Cubo 7, Espacio Fotográfico exponen 53 imágenes del artista Miguel Gracia, fotógrafo que desde mediados de los años sesenta y hasta 2007 captó con su cámara analógica parte substancial de los espectáculos de danza, teatro y ópera que se presentaron en el país.

La exposición, dividida en cuatro áreas temáticas (retratos de piezas coreográficas y bailarines; obras teatrales nacionales e internacionales vistas en el país; montajes operísticos, y gestos captados sobre el escenario), revaloriza el trabajo de un artista que no se conformó con el simple registro de espectáculos escénicos, sino que a través de su mirada creó imágenes de innegable valor artístico.

Nacido en Zaragoza, España, en 1931, Miguel Gracia llegó a Venezuela en 1958. En 1966 inició su actividad como fotógrafo con la puesta en escena de El conserje, pieza de Harold Pinter que se representó en el Teatro Leoncio Martínez. Desde ese momento y hasta poco antes de su fallecimiento en 2009, no cesó de captar el devenir histórico y el desarrollo de las artes escénicas en la Tierra de Gracia que lo adoptó como otro de sus hijos.

En casi cuatro décadas de trabajo, el artista registró en imágenes 2.774 obras de teatro y 1.063 montajes de danza, lo que lo hizo testigo de excepción del florecimiento de la danza clásica y contemporánea así como del teatro en el país, con el seguimiento minucioso del trabajo realizado por creadores como Vicente Nebrada, Nina Novak, Sonia Sanoja, José Ignacio Cabrujas, Ugo Ulive, Isaac Chocrón, Gustavo Rodríguez, Héctor Manrique, Javier Vidal y un largo etcétera que reconfirma la profusión del legado del fotógrafo.

Y al talento nacional, claro, habría que sumar las imágenes con las que Gracia inmortalizó el paso por Venezuela de algunas de las figuras más importantes del arte dramático mundial: Lindsay Kemp, Peter Brook y Norma Aleandro, entre muchos otros. Su labor fue reconocida con el Premio Nacional de Fotografía 2004-2005.

Las fotos que se expondrán en la Casa Vieja de Hacienda La Trinidad, Parque Cultural y en Cubo 7, Espacio Fotográfico pertenecen a la colección de la familia de Miguel Gracia y confirman a su autor como el más genuino cronista de las artes escénicas venezolanas de la segunda mitad del siglo XX.

Escribe para Un gesto de Gracia el investigador, historiador y crítico teatral Leonardo Azparren Giménez, también asesor del montaje: “Miguel Gracia no vio al teatro venezolano desde la otra acera. Hizo su trabajo compenetrado con los teatristas, vivió y viajó con ellos. Para nadie fue un extraño sino un compañero comprometido con los azares, triunfos y frustraciones de todos”.

Carlos Paolillo, crítico y docente de la danza, dice, por su parte: “Los equilibrios imposibles, las elevaciones detenidas, los torsos vigorosos y los gestos expresivos, fueron atrapados con meticulosa exactitud por su ojo acucioso y libre de prejuicios. Toda acción desencadenada por el cuerpo era objeto de su atención y aproximación, con transparente espontaneidad y sólido oficio”.

Un gesto de Gracia permanecerá abierta al público hasta el 6 de septiembre de 2015 en la Casa Vieja de la Hacienda La Trinidad y Cubo 7, Espacio Fotográfico (Secadero 7), ubicados en Hacienda La Trinidad, Parque Cultural calle Rafael Rangel Sur, urbanización Sorokaima, Caracas. Horario: martes a sábado: de 10:30 am a 7:00 pm, y domingos: de 11:00 am a 4:00 pm.

Para conocer más del autor revisa el texto de sala de la exposición AQUI

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Nota de prensa y fotografías cortesía de Cubo 7 Espacio de fotografía.

Deja un comentario